Felipe Colombo: “A rebelde way le guardo mucho cariño”

21 Feb 14 - 07:52

A los 31 años, el galán es padre de familia y sigue compartiendo proyectos musicales y televisivos con su amigo Benjamín Rojas.

De muy chiquito, a Felipe se le dio por jugar arriba de los escenarios y aprenderse los diálogos. A los seis años debutó en una obra de teatro dirigida por su padre. En ese momento, arrancó su carrera artística, gestada en su México natal. Luego fue convocado por Cris Morena para integrar el elenco de Chiquititas primero y, más tarde, en Rebelde Way, que se extendería con Erre Way, la banda musical desprendida de la telenovela. La agrupación –integrada también por Luisana Lopilato, Benjamín Rojas, Camila Bordonaba y Felipe Colombo– llenó estadios alrededor de todo el mundo.
El ex galancito devino en rockero. Junto a su amigo Benjamín Rojas formaron Roco, banda que publicó su primer EP a fines del año pasado. Además, ambos comparten grabaciones en la nueva tira del Trece, Mis amigos de siempre. Parece un homenaje a la medida de ambos, que ya llevan juntos más de diez años trabajando juntos.


¿Cómo definís el trabajo de la banda?
Es un enorme esfuerzo de los tres (el tercer integrante es Willy Lorenzo), con mucha ayuda de amigos y de músicos talentosísimos que colaboraron con nosotros para hacer el álbum. Los tres somos amigos desde hace años, y esa amistad siempre la maceramos con la música. Cuando me entregaron la cajita del disco fue un sueño. No teníamos muy claro lo que iba a pasar, más allá de nuestras ganas de hacerlo. Avanzamos con metas cortas pero concretas. Y espero que podamos seguir construyendo con Roco un futuro con muchos años más de música. Al comienzo fue un experimento, pero finalmente se transformó en disco.


¿Hay algo de Roco que te recuerde a Erreway?
Sí, justo lo hablamos con unos amigos. Hay una primera instancia de la banda, cuando decidimos pasar de los covers que veníamos haciendo a componer nuestros propios temas. Ahí apareció nuestra impronta de Erre Way, porque ese fue el primer lenguaje con el que nos relacionamos. También nos dimos cuenta entonces que los tres tenemos formas distintas de componer temas o de encarar una canción o letra. Inconscientemente lo que buscamos en primera instancia tiene que ver mucho con Erreway.


Son tus raíces además…
Sí, y también me parece que es como algo idiomático. Con mis amigos tengo una manera de hablar que no es como la que hablo con el resto de la gente, incluso hablo hasta más mexicano. En el último tema que compusimos, que se llama “Como baila la novia”, hago una mezcolanza del idioma como si fuese un argenmex. Todo fue aprendizaje, cada tema tiene su historia y nació de una manera distinta. El tocar en vivo tanto tiempo, te enseña qué es lo que quiere hacer la banda. Somos cuatro guitarras sonando al mismo tiempo, la banda solita empieza a pedir identidad.


¿Fue sencillo definir el género musical con el que iban a presentarse?
Nunca nos lo planteamos, sí lo hablamos porque al principio teníamos un solo tema propio que era una balada, y en vivo tocábamos covers de The Beatles, T-Rex, Depeche Mode, etc. Y de repente nuestra balada no era de ese estilo, después la acercamos, y en vivo requirió otro tipo de sonido y tratamiento. Nos conocemos desde hace tantos años que sabemos lo que queremos; lo que teníamos que encontrar era la forma de coincidir los tres juntos.


¿Qué destacás del público argentino en comparación con el de otros lugares?
Cuando llegué a Argentina, me sorprendió mucho el fanatismo y la calidez del público. Yo me acuerdo de que antes las bandas de afuera venían y decían que el público argentino era “lo más” y eso es cierto. El público te levanta un show, he ido a recitales y los mismos músicos se súper cebaban en escenario porque el público los levantaba y empujaba. Lo mismo pasa en la cancha: una vez fui a ver a Boca y fue un partido que se súper remontó desde la tribuna, yo mismo terminé colgado del alambrado de tanta emoción. Con Erreway, fue muy extraño todo lo que nos pasó. Estábamos en el medio de una situación que ocurría a nuestro alrededor y era increíble. En Israel, fue impresionante; y en Latinoamérica, ni te cuento.


¿Se viene una gira de promoción y nuevas presentaciones?
Con Benjamín estamos haciendo la novela y eso complica un poco los tiempos para programar giras. Lo que queremos en este momento es seguir componiendo y metiendo temas nuevos.


¿Cuesta desprenderse del papel de ídolo adolescente?
En enero cumplo 31 años y ya no es algo que piense, pero le tengo mucho cariño a esa etapa. Lo que pasa es que también me han pasado otras cosas en la vida, no tengo el enfoque en eso. A lo mejor, cuando estaba más inmediato a Rebelde Way, yo quería hacer teatro de texto, hacer cine e involucrarme en un lugar artístico en Argentina. Trabajo desde los seis años, siempre hice teatro, lo estudié, lo trabajé en México y también acá. Rebelde Way y Chiquititas no los planeé ni los esperaba, simplemente surgió en el medio de todo lo que yo ya venía haciendo y fue un verdadero regalo.

Fuente: diarioz.com.ar

Agregar un comentario

Ingresar / Registrarse para obtener acceso.

© 2018 Erreway Siempre

1491116